sábado, 23 de enero de 2010

Metallica la rompió en Lima



Mucho mejor de lo esperado, los ansiosos 55 mil fanáticos de aquellos precursores estadounidenses del trash metal - Metallica - cautivados por el sonido de Lars Ulrich, Kirk Hammett, Robert Trujillo y la voz de James Hetfield, entonaron con furor cada letra y coro de estos genios californianos. Esta vez el Estadio de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, fue el escenario testimonial del magno evento. Quien escribe les puede dar fé del "conciertazo" que se perdieron los ausentes, sólo les podría aconsejar implorar al cielo y evitar "sanmartinasos" por si los integrantes de esta legendaria banda eligen la separación. Entre bromas frente a la prensa peruana, el vocalista James Hetfield mencionó que luego de esta gira Metallica optaría por la desintegración, esperemos por el bien de los ausentes que sólo haya sido un chiste de "mal gusto".

Luego de la melódica introducción que la promotora presentó momentos previos a la aparición en escena, Metallica mostraría toda su destreza y energía con la canción Creeping Death, expresada en una pantalla gigante con los rostros de los señores Ulrich en batería y Hetfield con su peculiar voz. Realmente impresionante, pero nunca ví a un percusionista disfrutando con enorme alegría su trabajo, semblanza de felicidad que irradiaba en el rostro de Lars Ulrich mientras sacudía esas baquetas, fue increíble y contagiante, actitud que motiva a cualquiera, más aún para un seguidor de Metallica. James Hetfield no se quedó atrás, siempre desfogó el agudo y agradable sonido de su voz con todo el dinamismo e ímpetu que lo caracteriza, tan igual como en las cuerdas musicales de Kirk Hammett y Robert Trujillo. Jamás olvidaron tocar Seek and Destroy, Master of Puppets, Battery, One, Harvest of Sorrow, Blackened, Enter Sandman, Nothing Else Matters y tantos otros éxitos que no podemos sacar de nuestras memorias "metalmaniacas".


Aquella noche del 19 de Enero, dichos integrantes conocidos como "Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis", se llevaron una excelente impresión del público peruano, no sólo porque corearon y cantaron sus canciones, sino también por las enormes muestras de cariño, pasión y simpatía que en todo momento sus seguidores expresaron durante el concierto. Con el poco lenguaje español que Hetfield domina, pudo hacer presente su sentir diciendo "¡Metallica ama Perú!"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada